Cortes de Pelo, Cabello y Peinados

Teñirse o decolorarse el cabello durante el embarazo

P: ¿Se puede teñir el cabello o decolorarlo durante el embarazo?
 
R: Para estar segura de lo que haces, suele ser una buena idea que tu estilista te realice una prueba de alergia cutánea (para comprobar tu reacción ante los químicos) y un test en una zona limitada del cabello (para verificar los tiempos que requiere el proceso) siempre que te apliques un producto con una fórmula química, pero sobre todo si estás embarazada, o lo has estado hace poco. Las hormonas femeninas que se liberan durante el embarazo afectan al cuerpo de distintas maneras: a algunas mujeres, por ejemplo, se les cae el cabello durante el embarazo o inmediatamente después; a otras, durante el embarazo, las permanentes no les funcionan bien (o, en algunos casos, no les funcionan en absoluto).
 
Además, está el hecho de que muchas mujeres se vuelven híper sensibles a los químicos en contacto con la piel. Tu tipo de cabello puede cambiar (volverse más seco, más graso, más poroso, más resistente, etc.), lo que afecta el modo en que actúan los tratamientos y el resultado que obtengas. Un efecto común entre las mujeres embarazadas es que el olor de los químicos, que antes solamente les resultaba molesto, ahora les produce náuseas y se vuelve intolerable para ellas.
 
En la mayoría de los casos, decolorar o teñir tu cabello durante el embarazo no conlleva ningún problema, siempre y cuando te hagas un test para comprobar que no has desarrollado ningún tipo de sensibilidad especial hacia la coloración o hacia el agente decolorador. Si la prueba de alergia cutánea demuestra algún grado de sensibilidad, no debes aplicarte el producto.
 
En una prueba de alergia cutánea, tu estilista aplica una pequeña cantidad de producto químico (tintura o crema/loción para permanentar) en una zona que no se ve habitualmente (puede ser el cuello o detrás de las orejas) y lo deja actuar durante el tiempo normal del proceso, luego lo limpia y lava esa zona con agua. Luego, debes esperar durante 24-48 horas para ver si esa zona se te ha irritado o enrojecido. Si después de 48 horas no sientes irritación ni se te enrojece esa zona, puedes aplicarte el tratamiento con total tranquilidad.
 
Los tests en una zona limitada del cabello para comprobar el color se hacen tomando un mechón fino de cabello y usándolo como muestra para ver cómo reaccionará el cabello ante los químicos. Esto le permite al estilista saber exactamente el tiempo que requiere el proceso de decoloración y de coloración para lograr el color que quieres.
 
La mayoría de los problemas relacionados con el embarazo y el cabello tienen que ver con la sensibilidad a los químicos y al olor de los productos para permanentar el cabello, en procesos como el alisado o el permanentado. No es común tener problemas con los resultados del tratamiento de coloración durante el embarazo.
 
©Hairfinder.com
 
Artículos relacionados:
 
Coloración del cabello
 
Planchita para el cabello y embarazo