Cortes de Pelo, Cabello y Peinados

El embarazo, el cabello ralo y la pérdida del cabello

P: A partir del nacimiento de mi tercer hijo, mi cabello se ha vuelto MUY FINO y grasiento, hace unos 10 meses. No, ahora que lo pienso, en realidad eso fue hace solamente unos 5 o 6 meses. Estoy amamantando a mi bebé y aún tomo a diario un complejo multivitamínico. ¿Te parece que ésta puede ser la causa de mi problema? Después del nacimiento de mis otros dos hijos también perdí un poco de pelo, pero esta vez parece que la pérdida es mucho mayor. También a ellos los amamanté, pero no durante tanto tiempo.
 
R: Ya has padecido la pérdida del cabello antes, después de tus otros embarazos, por lo tanto, ya sabes lo que puede suceder. Aún así, cada embarazo es distinto y el comportamiento hormonal del cuerpo de una mujer puede cambiar, y así quizás no actúe del mismo modo cada vez, incluso en las mismas circunstancias.
 
Lo que casi seguro te está pasando es que estás padeciendo una pérdida de cabello post-parto. Hay tres fases en el ciclo de vida del cabello. Y estos ciclos se pueden dar en distintos momentos para cada pelo en particular. Aproximadamente el 85-95% de tu pelo está en la fase de crecimiento en momento dado. El resto de los cabellos está o bien en una fase de reposo o bien en la etapa de caída. Durante el embarazo o en un período algo posterior, se elevan los niveles de estrógeno de la mujer. Esto hace que la fase de crecimiento se prolongue. Cuando el estrógeno del cuerpo recupera sus niveles previos al embarazo, los pelos que deberían haber entrado en la fase de reposo o de caída y que, sin embargo, continuaron en la fase de crecimiento pasan en este momento a una nueva fase de transición. En consecuencia, hay un aumento de la cantidad de pelos que se caen a la vez.
 
Dado que los cambios hormonales también pueden hacer que algunos cabellos cambien y no sigan el proceso normal de crecimiento, eso puede hacer que la pérdida de cabello sea aún mayor. El aumento en la cantidad de cabello que has perdido después de este último embarazo puede deberse simplemente a que más cantidad de cabellos han entrado en su fase de transición durante el período de mayor cantidad de estrógenos, o a una respuesta más acusada a la caída de estrógenos después del nacimiento del bebé.
 
Amamantar al bebé puede ser un factor importante en esto, ya que amamantar hace que se reduzca el nivel de estrógeno en la madre. Los estudios científicos demuestran que amamantar es extremadamente beneficioso para el bebé, e incluso para la madre (al reducir el riesgo de cáncer, prevenir la depresión post-parto, y al hacer que sea más fácil la pérdida de peso, etc.), pero puede hacer que aumente la cantidad de cabello perdido durante el post-parto.
 
Una vez que dejes de amamantar al bebé y que las hormonas de tu cuerpo recuperen sus niveles normales, lo normal es que veas una recuperación progresiva de la densidad de tu cabello. Si estás preocupada pensando en que quizás se trate de algo más serio, ve al médico y consúltalo con él.
 
©Hairfinder.com
 
Artículos relacionados:
 
Pelo y embarazo
 
Planchita para el cabello y embarazo