Cortes de Pelo, Cabello y Peinados

Cambiar de color

Mantenimiento y posibles daños

P: Quiero teñirme el pelo de otro color, pero tengo miedo de que el mantenimiento sea me cueste mucho tiempo y dinero. ¿Cómo es realmente? ¿Me haría mejor yo misma mis coloraciones en mi casa? ¿Qué hago si no me gusta el resultado? ¿Esto puede dañar mi cabello?
 
R: No te recomiendo que te tiñas el cabello en tu casa, ya que, de todos modos, corres el riesgo de tener que ir a la peluquería para igualar la coloración, lo que te demandará más tiempo y dinero que si hubieras ido directamente a la peluquería.
 
cambiar el color del cabello Si nunca antes te teñiste el cabello y si la idea te pone nerviosa, comienza de manera sutil. Hay tintes semipermanentes que pueden ser una excelente opción si no quieres alejarte mucho de tu color natural (no aclaran los cabellos), disimular las canas o simplemente realzar un poco tu color (un castaño medio natural puede tener más vida con un toque rojizo). Si tienes el cabello claro por naturaleza, puedes usar este tipo de tintes para darle un poco de luz, lo que dará otra dimensión a tu propio color y realzará un buen corte. La ventaja de estas coloraciones es que no son permanentes, es decir que se van difuminando progresivamente, lo que te ahorra el problema de las raíces visibles que implican muchas idas a la peluquería. Estos tintes también son ideales para quienes quieran darle solamente un poco de brillo a su cabello, como proponen muchas marcas en muchos tonos diferentes. En fin, las soluciones semipermanentes no ocasionan ningún daño, pues no contienen nada de amoníaco.
 
Si quieres aclarar completamente tu color natural, necesitarás una coloración permanente. Si quieres tener un tono o un tono y medio debajo de tu color natural, tendrás que ir a la peluquería cada 6-8 semanas para un retoque. Si tu nuevo color es como mínimo dos tonos más claro que tu color natural, o si tienes muchas canas que esconder, tendrás que ir a la peluquería cada 4-5 semanas para mantener un buen color. Actualmente, muchas coloraciones permanentes no utilizan amoníaco en sus fórmulas, por lo cual no hay que temer ningún daño con este método.
 
Para un look luminoso que no necesite visitas seguidas a la peluquería, hazte algunas “mechas”, pues ellas iluminarán tu rostro y no se notarán mucho cuando el cabello crezca, dado que son discretas. Las mechas se realizan con una coloración y una decoloración. Es un procedimiento que un o una estilista experimentado/a puede efectuar sin ocasionar daños.
 
Siempre consulta con tu estilista antes de teñirte el cabello. Explícale qué tipo de color quieres (si es necesario, muéstrale fotos) e indícale el presupuesto y el tiempo que dispones para el mantenimiento de tu cabello. Eso lo ayudará a determinar el mejor método que debe utilizar. ¡Y no te olvides de pedirle a tu estilista los productos profesionales que puedes usar en tu casa y que te ayudarán a que tu nueva coloración parezca siempre recién salida de la peluquería!
 
©Hairfinder.com
 
Artículos relacionados:
 
Coloración del cabello
 
Cambio de look virtual gratis