Cortes de Pelo, Cabello y Peinados

La pregunta obsesiva

Lo ves tirado en el sofá. Sus ojos están fijos en la pantalla de la televisión y sus manos hurgan el paquete de papas fritas. Quisieras preguntarle su opinión sobre un aspecto vital y fundamental de tu vida, pero temes que no te dedique más que una respuesta medio tonta o, peor aún, que te dé una demasiado expeditiva. Esperas pacientemente al corte publicitario para que su atención recupere un nivel funcional. Te acercas a él con algo que estás segura que lo va a estimular y a animar para responder a tu importante pregunta. Su mirada se dirige hacia la cerveza fría que le llevas. Ahí lo tienes. Finalmente, le planteas la pregunta que te obsesiona: “Mi amor, ¿te parece que debería cortarme el pelo?’”
 
cortarme el pelo ¿Cuántas de nosotras podemos contar esta historia? Hice una encuesta esta semana para ver cuántas mujeres les pedían consejo a sus parejas respecto de sus cortes de pelo. La mayoría de las mujeres que me respondieron suelen pedir, en efecto, la opinión masculina.
 
Un corte de mujer es tan importante para las mujeres como para los hombres. Para las mujeres, se trata de su “corona triunfal”. Todas saben hasta qué punto un estilo puede hacer que llamen la atención o arruinarlas. Entonces, si estás pensando en tirarte de cabeza a la piscina para cambiar de estilo, debes asegurarte de que tu hombre esté de acuerdo con este cambio. Si nunca protesta ni se pone a gritar, puedes decirle que es parcialmente su culpa, que no te ha dado un buen consejo. Para un hombre, el peinado de una mujer es parte de su encanto. Muchos hombres sueñan con deslizar sus dedos entre los mechones largos y adorablemente gruesos de las mujeres.
 
Esto me lleva a la segunda parte de mi encuesta. La mayoría de las mujeres que han participado en ella afirmaron que sus parejas preferían el pelo largo. Muchas respondieron fastidiadas que sus hombres no se daban cuenta de la cantidad de tiempo, los cuidados y las frustraciones que conlleva el cabello largo. Mientras que algunas mantenían el pelo largo para agradar a sus compañeros, la mayoría había optado por los semi-largos. Una conclusión muy interesante para mi encuesta.
 
La encuesta demostró que, aunque a la mayoría de las mujeres les preocupa la opinión de su pareja, pocas veces, sin embargo, la tienen en cuenta. Muchachas, afrontémoslo: los hombres no entienden las luchas con las tijeras y con los bucles. ¡No se dan cuenta de la tragedia que implica tener el pelo horrible, ya que ellos casi ni tienen cabello! Es verdad que es bueno tener en cuenta la opinión de los hombres, pero es poco pertinente preguntarle a un hombre lo que deberías hacer con tu cabello, dado que sólo tú sabes lo que te puede pasar.
 
Y para los hombres que lean esto, les dejo un buen consejo para recordar. Aprendan a decir “¡Lo que tú decidas hacer, será maravilloso!” Esto te ayudará a que puedas abastecerte de más cervezas y papas fritas.
 
©Hairfinder.com
 
Artículos relacionados:
 
La primera impresión
 
Peinados románticos
 
Tu cabello y los hombres