Cortes de Pelo, Cabello y Peinados

La porosidad del cabello

La porosidad es la capacidad del cabello de absorber la humedad. Está determinada por la forma de la cutícula (el esqueleto externo del cabello), y se define según la siguiente escala: débil, normal y alta. En los cabellos normales y sanos, las cutículas son compactas y permiten respirar a los cabellos, pues ayudan a que la humedad entre y salga. Cuando la cutícula es compacta y perjudica la hidratación del cabello, decimos que la porosidad es débil.
 
porosidad del cabello
magnifier Click para agrandar
Los cabellos que tienen porosidad débil son difíciles de mantener y se resisten a las coloraciones y a las permanentes. La porosidad débil debe tratarse como un problema prioritario. Los cabellos que presentan una fuerte porosidad tienen cutículas abiertas y absorben demasiado la hidratación. Estos cabellos muy porosos segregan también demasiada humedad y se vuelven fácilmente secos y frágiles. Los productos de cuidado del cabello que poseen la acidez adecuada permiten contraer la cutícula y bloquear el exceso de secreción.
 
Cuando usas tratamientos químicos, debes prestar muchísima atención a los cabellos porosos. Las tinturas absorberán el color más rápido y de modo más fuerte en los cabellos muy porosos (y los colores en cabellos semi-permanentados actuarán todavía más rápido). Las permanentes y los tratamientos de alisado actuarán igual de rápido.
 
Para determinar la porosidad de tu cabello, tómalo simplemente con la mano cuando esté seco y cuando esté mojado. Si tu cabello te hace pensar en una paja gruesa cuando está seco o si se ve graso y brillante cuando está húmedo, quiere decir que tienes un problema de porosidad.
 
©Hairfinder.com
 
Artículos relacionados:
 
Analizar tu cabello
 
La densidad del cabello
 
La elasticidad del cabello