Cortes de Pelo, Cabello y Peinados

El cuidado del cabello largo

Los cuidados regulares te permitirán tener un cabello sano

Las personas tienen gustos variados en lo que se refiere a un estilo de cabello largo. Muchos hombres que conozco creen que el cabello largo es lo ÚNICO que les queda bien a las mujeres. Y muchas mujeres que conozco se aferran a sus largos mechones por las mismas razones. Sean cuales fueren los motivos que tengan, muchas personas están convencidas de que quieren mantener su pelo largo. Y eso es algo bueno, siempre que el cabello esté sano. Además, todos sabemos que cuanto más largo es el cabello, más expuesto estará a los daños del ambiente. El sol, el viento, los brushing, los broches para sujetar las colas de caballo, los lavados agresivos, la contaminación, las almohadas y los regímenes alimentarios: todos estos factores pueden influir en el pelo. Para mantener la salud del cabello, aunque sea largo, tienes que cuidarlo.
 
Como promedio, el cabello crece aproximadamente 1,25 cm por mes, y conviene recortarlo cada ocho semanas. Esto significa que el cabello crece aproximadamente 2,5 cm entre corte y corte. Si te has cortado el cabello con el largo que deseas, eso significa que, al cabo de ocho semanas, tendrás unos 2,5 cm suplementarios, que son los más afectados, los peor tratados, los más dañados. En una palabra, es hora de cortarlos.
 
Si intentas dejarte crecer el cabello, esto implica que solamente debes cortar 1,25 cm por mes, lo que hará que ganes más o menos unos 8 cm en un año. Tal vez te parezca un poco lento el cambio, pero es el mejor modo de lograr un resultado satisfactorio.
 
Las razones particulares por las cuales hay que cuidar el cabello largo:
 
A veces, el cabello largo se arruina por culpa del ambiente exterior o de las condiciones específicas que impone el peinado. Los resultados pueden ser graves, a largo plazo. El mejor modo de determinar si estás cayendo en un problema es observar tu pelo cuando cae y examinar la densidad de la cabellera en las puntas y en el cráneo. ¿Tu cabello parece “adelgazar” a medida que se alarga? ¿Tienes las puntas florecidas? ¿El pelo se hace crespo y fibroso en las puntas?
 
Uno de mis amigos es un hombre que tiene el cabello largo desde hace casi diez años. Es informático y motociclista. Para él, su cabello largo (se lo recoge en una cola de caballo cuando va a la oficina y cuando monta en moto) es una parte de su personalidad. Dice que es un “homenaje a la contra-cultura”. El problema es que, a fuerza de llevar un elástico durante 18-20 horas al día, soportando el viento y el tránsito, el cabello se dañó y se produjo un quiebre en la mitad del largo. Así, se le quedó el cabello ralo en la raíz, algo que él no quería en absoluto. Tuve que recurrir a muchas argumentaciones, pero al final lo convencí de que me dejara trabajar con él para resolver este problema de las puntas dañadas. El primer corte fue el más difícil para él. Nos hacía falta perder aproximadamente 10 cm de largo. Pero desde hace un año, gracias a un cuidado especial (y después de haberle enseñado a mantener su cabello), tiene una cabellera más larga que la que tenía antes, y su pelo es brillante y suave, a la vez que se ve completamente sano.
 
Hay otra solución para las puntas florecidas – un problema recurrente en los cabellos largos. El florecido puede ser tratado con productos hechos a base de proteínas para fortificar el cabello, y con serums alisantes que recubren el cabello y unen temporalmente las puntas. Pero a veces es necesario un recorte para prevenir la formación del florecido. Con el cabello largo, al estilo carré, recortar las puntas es simplemente un modo de restablecer la línea general, eliminando al mismo tiempo las puntas dañadas. Además, para los cabellos largos y ondulados, existe una opción que funciona muy bien. Cepilla el cabello para desenredarlo bien y sepáralo en varias zonas para poder trabajar cada una por separado. Usa broches para sujetar el cabello de las zonas que no trabajes. Divide las partes que trabajes en segmentos de alrededor de 5 cm y enrula el cabello en todo su largo. Verás que las puntas (y las puntas abiertas) quedarán fuera del rulero. Siguiendo el movimiento del rulero, corta con precaución la extremidad del segmento que estés recortando, y luego pasa a otro segmento. Haz esto mismo con cada segmento, luego pasa a otra zona. Obtendrás un estilo más suave, con más salud, sin perder el largo ni el estilo que quieres.
 
©Hairfinder.com