Cortes de Pelo, Cabello y Peinados

La cola de caballo recogida

Fijación rápida para cabellos largos

Para la mayoría de las mujeres que tienen el cabello largo, una cola de caballo es simplemente un estilo más entre tantos. ¿No tienes tiempo para ocuparte de tu pelo? ¿Necesitas que el pelo no te estorbe mientras realizas una actividad? ¿Tienes que hacer la colada? ¿Tienes que ocuparte de un proyecto muy importante? Hazte una cola de caballo y despreocúpate. Pero, aunque una cola de caballo bien trabajada puede ser un peinado ordenado y con estilo, para la mayoría de las mujeres es algo aburrido. Ahí es cuando aparece nuestra variación. Tomamos una simple cola de caballo y, a partir de ella, hacemos algo muy interesante.
 
Lo que necesitas:
 
- Dos gomas elásticas para el cabello.
- Un clip.
- Un spray de cuidado para el cabello sin enjuague o laca.
 
Crear el peinado:
 
cola de caballo Crear la cola de caballo recogida es, sin duda, una de las operaciones más fáciles que existen. Se puede hacer en pocos minutos con los cabellos sin lavar o recién lavados. Para nuestra demostración, nuestro maniquí tiene el cabello recién lavado y fortificado, secado con secador de pelo. Para asegurarnos que obtendremos un resultado suave, hemos agregado un producto de cuidado del cabello sin enjuague y hemos peinado bien el pelo para evitar los enredos.
 
Comenzamos por crear el estilo recogiendo el cabello en la parte superior y en los lados de la cabeza. Determinamos una primera sección a partir de una línea que parte de la parte superior de las orejas hasta el punto en el que la coronilla cruza la parte superior de la cabeza. Recogemos todo el cabello que queda por debajo de esta línea a lo alto y lo sujetamos con una goma elástica. Asegúrate de peinar bien el cabello recogido hacia lo alto antes de colocar la goma elástica.
 
Una vez que te has recogido el cabello, saca un fino mechón desde el interior de la primera cola de caballo y asegúrate de que esté bien peinado, luego haz un rulo con él alrededor de la goma elástica de manera que ésta no se vea. Puedes consolidar el conjunto colocando un clip o una hebilla pequeña. La punta del mechón debe estar disimulada en el nudo o en la cola de caballo, si es lo suficientemente largo.
 
A continuación, atrapamos una segunda sección de cabello a partir de una línea horizontal desde la parte trasera de la oreja izquierda hasta la parte trasera de la oreja derecha. Esta sección queda suelta con la cola de caballo inicial y se enrolla con una goma elástica. Luego, como hicimos anteriormente, usamos un fino mechón de cabello desde el interior de la cola de caballo para esconder la goma elástica, sujetamos el conjunto con un clip y continuamos.
 
Finalmente, creamos nuestra tercera “cola de caballo”. Por una cuestión de simetría, ésta debe tener el mismo largo que el segmento que separa los dos nudos. Peina la sección que está suelta (humedécela de nuevo, si es necesario) y únela a la cola de caballo central. Sujeta el cabello con una goma elástica.
 
Debes peinar el cabello que queda recto, pero también tienes la opción de hacerle algunos bucles, si lo prefieres así. Personalmente, yo prefiero conservar las líneas rectas con este tipo de estilo. Luego, puedes adornar este peinado con todos los accesorios que quieras (cintas, clips o hebillas, etc.) pero aquí, una vez más, yo creo que es preferible algo sencillo.
 
©Hairfinder.com
 
Colas de caballo, coletas y copetes altos