Cortes de Pelo, Cabello y Peinados

¿Cuándo es necesario cambiar de estilo?

¿Cuándo fue tu último cambio de estilo? Para algunas personas, los cambios radicales repentinos de color y de estilo son moneda corriente. Pero otras esperan años antes de tocarse un pelo. Sin embargo, aunque tu estilo habitual te favorezca, es importante hacer pequeños retoques para estar segura de que tienes un look actual.
 
Quienes no cambian nunca de peinado terminan siempre pareciendo anticuadas. Muy poca gente decide mantener el mismo corte que tenía cuando iba al colegio. Pero algunas personas pueden caer en este caso extremo, por lo cual hay que considerar algunos factores para poder determinar si ya es hora de cambiar de estilo.
 
1. ¿Desde hace cuánto tiempo llevas tu estilo actual?
 
estilo de peinado Si no has hecho evolucionar tu estilo desde hace más de diez años, deberías seriamente considerar la posibilidad de cambiar de look.
Si ya no recuerdas desde hace cuánto tiempo llevas el mismo corte, pide una cita inmediatamente con tu peluquero o peluquera. Comienza a juntar fotos de revistas en las que encuentres peinados que te atraigan y llévaselas a tu estilista. Coméntalas con él o con ella para determinar qué tipo de peinado te quedará mejor.
 
2. ¿Tu peinado te refleja bien?
 
El mejor peinado es el que te da confianza. Si te sientes realizada y completa, tu estilo debe reflejar tu profesionalidad y tu sofisticación. Si tu melena proyecta una imagen que daña la imagen correspondiente a lo que eres y a lo que has logrado, deberías pensar en hacer algo que te refleje mejor a ti y a tu vida.
 
3. ¿Qué piensan los demás de tu peinado actual?
 
Por supuesto, tu estilo debe basarse en tu gusto personal y no en la opinión de los demás pero, a veces, un poco de honestidad por parte de tus amigas más íntimas te puede ayudar mucho.
Pregúntales a algunas personas con las que tengas confianza su opinión sobre tu peinado. ¿Qué les gusta de tu peinado? ¿Qué no les gusta, exactamente? La manera en la que se percibe nuestra apariencia puede ser sorprendente, pero es bueno saber qué tipo de mensaje envía nuestro peinado a las demás personas. Las amigas nos pueden dar opiniones sinceras sobre la imagen que proyectamos.
 
4. ¿Tu peinado es el símbolo de alguna década en particular?
 
Hay muchos peinados que se transforman en sinónimos de algunos períodos de la historia. La melena de Farrah Fawcett funcionaba bien en los años 1970, hasta que la nuca alta tomó el relevo en los años 1980. La popularidad de la serie “Friends” hizo que el desmechado de Jennifer Aniston fuera un éxito total, al punto tal que es conocido por los estilistas por el nombre de “Rachel”. Todos estos estilos fueron perfectamente aceptables durante una determinada época. Sin embargo, si tu peinado es la exacta réplica del que llevaba Jennifer Aniston a mediados de los años 90, deberías pensar en cambiarlo.
 
Aunque el problema sea extremadamente raro, cambiar de estilo puede darle un poco de actualidad a tu look anticuado. Si tu peinado te queda bien, retócalo con algunas actualizaciones mínimas. Si no has cambiado de estilo desde hace mucho tiempo y tu peinado ya no refleja lo que eres ahora, habla con tu estilista para que, entre los dos, puedan encontrar un nuevo corte que vaya mejor con tu apariencia, tu personalidad y tu estilo de vida.
 
©Hairfinder.com