pixel
  Inicio  ›  Recogidos  › 
pixel
peinado Hairfindertrademark
Cortes de Pelo, Cabello y Peinados
 
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
probar estilos
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel
pixel

Un recogido con bucles en las puntas

Instrucciones para un recogido sencillo


recogido con bucles recogido con bucles recogido con bucles

Se trata de un recogido sencillo que se puede realizar en menos de media hora, y que va muy bien para las personas que tienen el cabello pesado o grueso. Si tienes este tipo de pelo, ya sabes a lo que me refiero: casi nunca te haces un recogido porque tu cabello es tan grueso y pesado que ni siquiera puedes sostenerlo bien con un gran número de horquillas, pues siempre se termina cayendo a mitad del día.
Este estilo funciona bien con este tipo de cabello, dado que se vale de una estructura con la forma de una coleta que se esconde entre la cabellera. Esto hace que el peinado tenga mucha estabilidad y una base robusta sobre la cual apoyarse para crear un estilo sencillo.
 
Las herramientas que necesitas son:
 
     •  horquillas grandes
     •  una goma elástica para hacer la coleta
 
Crear el peinado:
 
Como siempre en los recogidos, comenzamos con un cabello sin lavar que cepillamos bien hasta que quede liso y desenredado. Recuerda que el pelo recién lavado y tratado es demasiado suave y sedoso como para sostener un recogido. Por eso, si estás trabajando con un pelo demasiado limpio, necesitarás “ensuciarlo” un poco. Ante todo, lo primero que puedes hacer es mojarlo bien con agua, aplicar gel y dejarlo secar. Luego, dividimos el cabello seco en pequeñas secciones y en cada una de ellas aplicamos spray, lo dejamos secar y lo cepillamos bien hasta que quede liso y desenredado. Esto debe hacer que el cabello recién lavado quede lo suficientemente sucio como para, al menos, poder hacer cualquier tipo de recogido.
Una vez que el pelo esté listo para realizar el peinado, separamos una sección circular grande en la zona de la coronilla, asegurándonos de dejar por lo menos entre 5 y 7,5 centímetros entre la raya circular y el perímetro de la cabellera. Reagrupamos los cabellos de la sección en una coleta y los sujetamos con una goma elástica. Luego, peinamos bien el cabello que queda para que quede suave y liso.
Para crear el rodete, tiramos de la goma elástica hacia el exterior hasta una distancia de alrededor de 13-15 centímetros del cuero cabelludo, dejando que la coleta cuelgue hacia abajo. A continuación, sujetando con firmeza la coleta hacia el exterior, atamos el resto del cabello alrededor de la base de la coleta. Para que este paso sea más fácil, usamos un cepillo para alisar el cabello y enrollarlo alrededor de la raya circular. Nos aseguramos de usar todo el cabello, salvo dos mechones finos que caen delante de las orejas, a la altura de la sien.
Una vez que las base de la coleta está enrollada dentro del pelo restante y el conjunto ha quedo liso y se encuentra en la parte alta del rodete, la unimos con los cabellos de la coleta hasta obtener un único mechón compacto, y giramos este mechón como para formar un rodete al estilo francés: es decir, los giramos hacia el interior. Dejamos que las puntas salgan desde la cima del rodete. Lo cerramos con horquillas grandes (en nuestra demostración usamos solamente cuatro horquillas en total), asegurándonos de formar una “X” con las dos primeras horquillas que están justo debajo del rodete. La coleta interna del peinado, junto con la goma elástica que lo sostiene, hace que se sujete mejor y tenga más estabilidad, con lo cual no es necesario usar demasiadas horquillas ni clips para realizar este peinado.
En este punto, humedecemos el cabello con un poco de spray y lo alisamos con un cepillo o un peine de dientes finos. Además, peinamos bien los pelos que salen desde el rodete para que queden bien lisos y desenredados.
Lo que acabamos de ver es la parte principal del peinado. Todo lo que queda consiste en dar un acabado final. Para eso, puedes elegir varias opciones, como colocar las puntas que sobresalen en el interior del rodete, para obtener un peinado con líneas clásicas y limpias, o puedes aplicar un poco de spray (incluso un colorante o con efecto de brillo) y una plancha para el cabello y hacer picos graciosos que salgan del rodete. Para nuestra demostración, en cambio, usamos unas tenacillas para rizar e hicimos bucles en las puntas del cabello.
Para realizar los bucles alrededor del rodete, seleccionamos mechones finos de los que salían del peinado y los envolvimos en las tenacillas para rizar. Dependiendo del ancho del mechón, hicimos bucles en espiral o en con forma de tirabuzón. Después de dejar enfriar los bucles, aplicamos una pequeña cantidad de pomada y, con los dedos, la extendemos en los mechones creando los tirabuzones y peinándolos. Los mechones que habíamos dejado al costado de las orejas se rizan con forma de espirales largos, se les aplica spray y se los deja enfriar antes de pasarles los dedos para darles forma y peinarlos para que queden más suaves.
Este peinado da un aspecto sofisticado y elegante, y se adapta bien a casi todos los eventos nocturnos. Si lo prefieres, o si la ocasión requiere algo más ostentoso, puedes agregarle tus accesorios favoritos (bisutería, hebillas o peinetas de fantasía). La variedad de opciones del acabado hace que este estilo sea muy versátil y adaptable para cualquier ocasión. Pero, además, lo más importante es que este peinado se puede realizar en poco tiempo y garantiza que se mantenga firme durante toda la noche.
 
©Hairfinder.com
 
pixel
Inicio       Intercambios de Enlaces       Programa de Peinados       Sitemap       Compromiso de Confidencialidad       Disclaimer       Inglés
probar peinados