Cortes de Pelo, Cabello y Peinados

Tratando con la pérdida del cabello

Alopecia adrogenética es una condición común y emocionalmente devastadora, resultado de la edad, la genética y los cambios hormonales que causan la pérdida del cabello. Comúnmente se le llama Calvicie de Patrón Masculino. Esa pérdida de cabello tiene un efecto desalentador significativo en hombre y especialmente en las mujeres que lo padecen. El impacto negativo en la autoestima y en cómo uno es percibido por otros es solamente el comienzo del dolor de cabeza que muchos hombres y mujeres viven como resultado de la pérdida de su pelo.
 
Dado que la pérdida del cabello es tan traumático para tanta gente, enfrentarse a este problema ha dado pie a la creación de múltiples industrias multi-millonarias (e incluso multi-billonarias) para proveer maneras de tratar con él. Para alguien que está experimentando en alguna medida una pérdida significativa de cabello, hay algunas opciones básicas que tener en cuenta:
 
Aceptación:
 
El individuo simplemente escoge aceptar su pérdida como un hecho de la vida y lo acepta. Él o ella altera su peinado para ser más atractivo dado que el pelo se está volviendo más delgado y simplemente siente que éstas son las cartas que se le repartieron y decide jugarlas de la mejor manera. Esta opción es generalmente seguida más por hombres que por mujeres, a menos que la mujer en cuestión tenga una pérdida mínima de pelo. La pérdida del cabello es mucho más devastador en las mujeres en general y con mucha frecuencia no puede ser simplemente “aceptado”, dadas las actitudes y expectativas de la sociedad con respecto a las mujeres.
 
Camuflaje:
 
Algunas personas tratan de camuflar su pelo en esos casos, ajustando su peinado para esconder las áreas en las que se está perdiendo el pelo. Para los hombres esto a veces significa dejarse crecer ciertas áreas y arreglarlo cuidadosamente para cubrir las áreas que se están volviendo calvas. (Esta técnica del peinar hacia el otro lado es raramente usada efectivamente y usualmente lleva a resultados trágicamente cómicos conforme el tiempo pasa y la peinada se vuelve más y más extrema.) Para las mujeres es simplemente se trata de adoptar un peinado con rulos para añadirle volumen al pelo y compensar por la falta de densidad.
 
Otro método de camuflaje es usar pedazos de pelo. Pelucas y tupés son otra forma común de ocultar la pérdida del cabello. Para las mujeres esta opción es generalmente más aceptada. Hay literalmente miles de opciones disponibles en estilos de pelucas, colores y largos e incluso puedes mandar a hacer una peluca que vaya con tu color natural de pelo. Dependiendo del peinado que la mujer prefiera tradicionalmente, a veces las pelucas pueden ser llevadas sin que muchas personas se den cuenta que no es su pelo natural.
 
Para los hombres, no obstante, los tupés son generalmente menos aceptados. El poco número de pelucas que ajustan mal, que están hechas con materiales baratos y que son llevadas mal, que han estado siendo usadas por los hombres en los años pasados le han sumado a los tupés una reputación desagradable, si no enteramente ganada. Pocos hombres están dispuestos a arriesgarse a ser ridiculizados por “llevar una alfombra en la cabeza”, prefiriendo enfrentarse a la pérdida del cabello de otras maneras. Aun así, hay hombres que escogen esta opción y ellos también tienen una gran gama de colores y estilos disponibles, e incluso pueden tener tupés hechos a la medida que vaya con el color natural.
 
Hay que añadir, sin embargo, que escoger una peluca de buena calidad no es barato. Particularmente una buena peluca o tupé hecha a pedido que vaya con el color natural puede costar alrededor de US$1 250 o más, dependiendo del estilo y el largo del pelo.
 
Restauración: Restauración de cabello
 
La pérdida del cabello puede ser devastador, pero hay opciones disponibles. Cada opción tiene su set de ventajas y desventajas, pero hasta que haya una cura para la alopecia androgenética, es bueno saber que están ahí.
 
©Hairfinder.com
 
Pérdida del cabello femenino