Cortes de Pelo, Cabello y Peinados

Pelucas: ¿naturales o sintéticas?

Una de las cosas más importantes a la hora de elegir una peluca es saber si quieres cabellos naturales o sintéticos. Las fibras sintéticas que se usan actualmente son mucho más realistas que las del pasado, pero siguen notándose más que los cabellos naturales. Lo que sigue es una comparación entre las ventajas y los inconvenientes de las pelucas sintéticas y las pelucas naturales:
 
Cómo notar la diferencia:
 
peluca sintética La mejor manera de ver si una peluca es natural o sintética es tomar un mechón y quemarlo. Los cabellos naturales se queman despacio y dejan un olor característico, mientras que los sintéticos tenderán a fundirse y/o a retorcerse al entrar en contacto con el fuego y, dependiendo de la composición particular de las fibras sintéticas, algunos se queman muy rápido. En algunos casos, a los cabellos sintéticos no les pasará nada.
 
Las ventajas de las pelucas naturales:
 
 • Parecen más naturales que las sintéticas.
 • Duran más tiempo.
 • Requieren de los mismos cuidados y de los mismos métodos de peinado que tus cabellos originales, pueden teñirse del mismo modo y toleran algunos productos capilares.
 
Las desventajas de las pelucas naturales:
 
 • Reaccionan ante el clima del mismo modo que tu cabello natural (pueden ondularse con la humedad).
 • El cabello debe ser peinado después de cada lavado, lo que puede ser molesto para quienes no disponen de mucho tiempo.
 • Los colores se oxidan o se van con la luz.
 • El cabello se quiebra si el cepillado es muy fuerte, si se peina mal o si usas demasiados productos capilares que funcionan con calor.
 • Pueden ser más pesadas que las pelucas sintéticas, para el mismo peinado y el mismo largo.
 • Hay que calcular como promedio unos 150 a 1000 euros, o más, dependiendo del estilo, del largo, del porcentaje de cabello humano y del origen étnico del cabello humano utilizado.
 
Las ventajas de las pelucas sintéticas:
 
 • Los avances tecnológicos han permitido fabricar fibras sintéticas de acrílico (como el kanekalon) que tienen una apariencia y una textura similar a las fibras naturales ricas en proteínas, a tal punto que los estilistas a veces llegan a confundirlas.
 • Excelente relación calidad/precio. No solamente parecen naturales, sino que son también más económicas que las pelucas naturales. Además, son más fáciles de mantener en casa. Los lavados con agua fría no afectarán en lo más mínimo al peinado, así como tampoco la extrema humedad.
 • Las pelucas sintéticas suelen seguir los estilos de moda, gracias a los cortes, los colores y las texturas que se van adaptando. En general, no requieren más que unos mínimos recortes para poder colocarlas inmediatamente.
 • Los colores disponibles son prácticamente infinitos (naturales o imposibles, todo está permitido). Las pelucas menos caras son, por lo general, las más coloridas, mientras que las más caras tienen colores contrastados parecidos a los de los cabellos naturales.
 • Los colores sintéticos no se van ni se oxidan después de muchas exposiciones solares.
 • Suelen ser más livianas y, por ende, más cómodas.
 • Debes calcular entre unos 50 y unos 400 euros, dependiendo del estilo, el largo y la marca del fabricante.
 
Las desventajas de las pelucas sintéticas:
 
 • Deben evitarse los calores extremos, como también los secadores de pelo, las planchas y los rizadores de cabello.
 • Las coloraciones tradicionales no funcionan en las pelucas sintéticas. No se recomienda volver a teñir una peluca sintética.
 • Pueden parecer brillantes y poco naturales. La calidad y el precio influyen en el aspecto de la cabellera. Las pelucas sintéticas gruesas parecen poco naturales en
las mujeres que tienen el cabello fino.
 
Como puedes ver, hay muchos motivos que justifican cada tipo de peluca. Para la consumidora, la clave está en saber qué aspecto tiene con cada tipo de peluca y en elegir bien la que le quede mejor.
 
©Hairfinder.com