Cortes de Pelo, Cabello y Peinados

¿Tu cabello están dañado?

Como diagnosticar cabello dañado

El otro día en la cola del supermercado, escuché a dos mujeres hablando sobre su cabello. Una de ellas se quejaba de que su pelo era lacio y sin movimiento, y muy difícil de peinar. Mirándola más de cerca, noté que su cabello era fino, suave y sedoso, con un aspecto muy brillante, algo oleoso. Conforme escuchaba, entendí que ella había visto un comercial de televisión sobre un tratamiento de acondicionamiento capilar, el cuál prometía cabello suave, sedoso y MALEABLE. La mujer dijo que lo estaba utilizando por casi un mes. El resultado final era el de un cabello acondicionado en exceso.
 
cabello dañado En contraste, la cajera era una mujer de edad media cuyo cabello estaba cortado a la altura de los hombros. Había sido obviamente teñido, se había hecho la permanente y había frisado con un aspecto seco. Siempre he detestado ser negativa con respecto al aspecto de las demás personas, pero su cabello parecía el clásico "nido-de-pájaros". Ésta era una mujer de cabello dañado y obviamente no tenía la más mínima idea de esto.
 
Todo esto hizo que me preguntara a mi misma: ¿cómo es posible que estas dos personas estén tan desinformadas sobre lo que significa tener cabello dañado? ¿Nadie nunca les ha enseñado las señales? Bien, aquí están algunas de las señales de un cabello dañado y las formas de tratarlo de manera eficaz.
 
-Textura áspera
-Porosidad excesiva
-Seco y quebradizo al toque
-Falta de elasticidad/susceptible al quiebre
-Esponjoso y opaco cuando está mojado
-Tintes se destiñen o son absorbidas muy rápidamente
 
Las señales más inmediatamente visibles - textura áspera, porosidad excesiva, sequedad, son generalmente causadas por daños a lo largo de la capa folicular del asta capilar. Esto puede ser causado por el uso de la secadora, viento, champús muy fuertes y tratamientos químicos - así como otros métodos utilizados para arreglar el cabello y factores ambientales. Acondicionadores de pH balanceado, enriquecidos con proteínas y que restauran la hidratación suavizan el folículo capilar y protegen al asta capilar de más daños. Cuando el cabello está dañado, es importante utilizar un buen tratamiento de hidratación y acondicionamiento semanal, hasta que los resultados aparezcan. También el uso de cremas sin enjuague en forma de spray suave diario mientras te peinas.
 
El problema de la pérdida de elasticidad, susceptibilidad a la quiebra, puede a veces ser difícil de diagnosticar. El cabello saludable puede estirarse hasta un 150% de su largo normal - sin quebrar y volver a su forma original. De no ser que su cabello tenga muchos mechones partidos y notablemente más cortos que el anteriormente observado, podrás no darte cuenta de que hay un real problema. El mejor indicador de una elasticidad pobre, puede ser tu cepillo de cabello. ¿Encuentras una gran cantidad de cabello en tu cepillo? ¿Tienes que limpiarlo frecuentemente por el acumulo de pelo en las cerdas? De no ser que los cabellos sean mechones completos, desde la raíz (en este caso podrán haber otros problemas con que lidiar), podrías estar razonablemente segura de que existe un problema de caída de cabello. El mejor tratamiento en este caso es un acondicionador rico en proteínas y/o un tratamiento semanal con proteínas que le brinde más fuerza al asta capilar.
 
Problemas con respecto a la absorción de tintes, esponjosidad y opacidad cuando el cabello está mojado, son también problemas de porosidad - pero en un nivel más serio. Dichos niveles de daño requieren tratamientos más intensivos y cuidados constantes durante el peinado. Algunas personas con este nivel de daño consideran más fácil cortar las partes afectadas y empezar de cero. Sin embargo, ésta puede no ser una opción y la mejor sugerencia es cuidar del cabello antes de que se dañe.
 
Lo más importante de recordar es de que su cabello NO está vivo una vez que emerge del cuero cabelludo. Así como la parte blanca de las uñas (bordes), el cabello es un tejido muerto. Por esto, no te engañes creyendo en promesas de productos que restauran o curan cabellos dañados. Los tratamientos acondicionadores y productos disponibles hoy en el mercado pueden ayudar a proteger el cabello y pueden disminuir el dañado. Pero, la mejor forma para tener pelo saludable es siempre la prevención.
 
©Hairfinder.com