Cortes de Pelo, Cabello y Peinados

Soluciones rápidas para problemas de cabello comunes

Todas tenemos algo que nos gustaría cambiar de nuestro pelo. Esa es la razón por la cual las industrias de belleza ganan millones y millones dólares al año creando y promocionando productos que nos ayudan a tener el cabello que deseamos. Pero, más allá de todos los avances tecnológicos en el campo de la cosmetología, siempre existen cuestiones relativas a nuestro cabello con las que tenemos que lidiar a diario y que pueden frustrarnos y hacer que queramos dejarlo todo y cortar por lo sano. Aquí te damos algunas soluciones rápidas para algunos de los problemas capilares más comunes a los que se enfrentan las mujeres:
 
problemas de cabello

 
Cabello apagado y reseco:
 
Te pasas una hora por la mañana haciendo que tu pelo quede tal como te gusta y ya estás lista para enfrentarte al mundo cuando sales a trabajar. Pero a las cinco de la tarde la luminosidad y el brillo de tu pelo han perdido intensidad y el cabello se ve apagado y sin fuerza –todo lo contrario de lo que quieres para encontrarte con tu novio a tomar algo. La solución es sencilla. Ten siempre a mano una botella pequeña de abrillantador de cabello o un serum potenciador de brillo y dale a tu pelo la fuerza que necesita. Los sprays fortalecedores de brillo son básicamente aceites ligeros de frutas que pueden aplicarse en el pelo para darle fuerza y brillo. Los serums potenciadores de brillo cumplen la misma función, con la diferencia de que, por lo general, están hechos de silicona y se aplican con los dedos.
 
Estática y frizz:
 
Este es un problema típico del invierno, cuando el aire es seco a causa de la calefacción, y caminamos sobre suelos alfombrados, generando nuestras propias descargas eléctricas. Esto puede hacer que tu pelo se cargue estáticamente y tenga frizz. Afortunadamente, la solución rápida para esto consiste simplemente en aplicar un spray en tu cepillo y cepillarte el pelo, o aplicar un poquito de spray en el pelo y usar tus dedos para extenderlo. Los polímeros del spray funcionan como una capa que aísla el cabello y le quita la carga estática.
 
Cabello dañado y encrespado:
 
A veces, cuando nuestro cabello está dañado y encrespado, podemos lavarlo, acondicionarlo y darle forma a la mañana, pero luego vemos que después de un par de horas se ve otra vez seco y encrespado. Esto se debe a que el cabello dañado es más poroso y pierde hidratación con mucha más rapidez que el cabello sano. El truco para controlar este tipo de problema capilar es tener en tu bolso una botella pequeña de acondicionador capilar en spray que esté siempre a mano. Cuando el cabello se vea reseco y encrespado, simplemente aplica el spray acondicionador y péinate bien.
 
Ahora, dado que muchas de nosotras no queremos ir por ahí con el cabello húmedo, asegúrate de usar con moderación el acondicionador y, si tienes el cabello largo o mediano, trata de tener un look más controlado – quizás una cola de caballo, un recogido o un rodete.
 
Cabello y cuero cabelludo grasos:
 
A veces desearíamos que nuestro problema fuera el cabello seco, especialmente cuando luchamos contra un cuero cabelludo y un pelo completamente grasos. Podemos lavarlo y secarlo al viento con secador en la mañana, salir por la puerta con un cabello pleno y con mucho volumen, pero a media tarde el pelo siempre tiene una apariencia grasosa y chata. A veces, puede ayudar lavarlo con más frecuencia, pero si ya te lo estás lavando todos los días y todavía tienes este tipo de problemas, debes intentar otra cosa.
 
Siguiente página