Cortes de Pelo, Cabello y Peinados

Colores caprichosos

Qué puede salir mal en las aplicaciones de color

Cualquiera que haya trabajado con coloraciones (o que haya probado teñirse el cabello en casa) sabe que, a veces, los resultados pueden ser “inesperados”. Bueno, ese “a veces” es un modo muy suave de decirlo. Hay muchos problemas que pueden surgir cuando te tiñes el pelo, y todos terminan siendo algo muy distinto de lo que soñabas. Echemos un vistazo a algunos de los “resultados problemáticos” más comunes de las coloraciones y examinemos sus causas más probables. En los siguientes casos, suponemos que has seguido correctamente tanto las instrucciones para hacer la mezcla como la aplicación y el procedimiento de coloración, de modo que los problemas no han sido causados por un error tuyo.
 
“El color no toma”
 
tinte de pelo Problema: Ok, acabas de terminar de lavarte el pelo para quitarte el resto de la tintura y te lo estás secando con un secador manual para comprobar los resultados. Puedes notar que algo ha salido mal apenas comienzas a aclararte el cabello. A medida que se seca el cabello, el problema es evidente: el color no se nota.
 
Posibles causas: El cabello es evidentemente resistente a los químicos. Si tu cabello es canoso o tiene mucha pigmentación natural, puede ser que tenga poca porosidad, lo que hace que sea menos probable que absorba la humedad y, por lo tanto, es menos probable que la tintura penetre en cada cabello para depositar el color.
 
Si tu cabello ha sido tratado con coloraciones (especialmente, con productos como la henna) o si los has tratado con algún otro producto para aumentar el brillo (como, por ejemplo, los reforzadores de brillo), es posible que contenga una capa que lo recubre y que lo sella, de modo tal que obstaculiza la penetración de otros químicos. La henna es uno de los culpables más comunes. Es una coloración basada en aceites que recubre el folículo capilar y que es capaz de causarte muchos problemas a ti o a tu estilista en el futuro, cuando quieres hacerte una aplicación de color o una permanente.
 
Solución: Para poca porosidad, en un cabello resistente, la mejor solución es un ablandador (queratínico). Busca en tu salón de belleza un producto con agentes suavizantes o aplica un revelador de 10 volúmenes durante 10-20 minutos antes de volver a teñir tu cabello. Enjuaga el revelador con abundante agua para quitarlo del pelo y sécalo lo suficiente como para poder volver a aplicar el color con precisión. Esto debe permitirle a la tintura una mejor penetración en el folículo capilar y te dará un mejor resultado.
 
En el caso de la henna o de otros tratamientos de coloración que obstaculizan la penetración del color, necesitas tomar algunas medidas para quitar el molesto sellador que te habías aplicado previamente. Si se trata de henna, puedes usar alcohol y aceites minerales para remover y quitar la henna lo suficiente como para mejorar los resultados. Si se trata de otro producto sellador, mira en el envase del producto o lee las instrucciones del fabricante para encontrar una solución al problema.
 
“Mi color está desparejo - moteado”
 
Problema: Has terminado la aplicación del color y, por ahora, todo marcha normalmente. Al terminar de secar tu cabello, sin embargo, notas que tu nuevo color de pelo es desigual y parece moteado en algunas zonas.
 
Posibles causas: El candidato más probable es una acumulación de producto capilar en el pelo. Si usas demasiados productos capilares a diario, eso puede hacer que se produzca una acumulación en el cabello que no se irá con un simple lavado, especialmente si usas un champú suave. La acumulación hace que la preparación de color no pueda penetrar en ciertos puntos del cabello a lo largo de cada folículo, lo que puede provocar que el color quede desparejo.
 
Siguiente página